Quiero ser divulgador de nutrición, ¿qué debo hacer? — José María Puya

Artículo publicado en colaboración con José María Puya Braza, dietista, formador y creador de Alimentología y Alimentología Cruda.

A pesar de tener la fortuna de haber vivido desde cero la creación de la divulgación nutricional en redes sociales, no puedo dejar de considerarme un aprendiz constante de investigadores, divulgadores científicos, compañeros de profesión y de cualquier persona que me haga reflexionar un mínimo.

Opino sinceramente que seguir considerándote un formador en formación aunque tengas el mejor currículum del mundo, es la mejor manera de seguir aprendiendo de miles de personas que seguro que pueden aportar mucho a tu formación y a tu persona.

¿Por dónde empezar?

Si estás comenzando a divulgar en redes sociales, ten siempre los pies en el suelo. Probablemente estés divulgando temáticas relacionadas con la salud, y también probablemente muchas personas lean tu material y lo pongan en práctica. Hay que ser lo suficientemente consciente de esta acción.

Por eso, aunque el número de seguidores/suscriptores aumente y tengas cierto éxito en alguna plataforma, piensa que sigues creando material relacionado con la salud y las probabilidades de que la gente ponga en práctica tus consejos aumenta exponencialmente.

Conseguir seguidores es grato cuando crees hacer las cosas bien. Sin embargo, hay veces que no se hacen bien, y es vital ser lo suficientemente autocrítico para pensar por un momento cómo estás enfocando el material subido a las redes. A muchos divulgadores e influencers les ha ocurrido lo que jamás debería ocurrir: pensar solo, y únicamente, en beneficio económico. Sin importar nada más.

No estoy diciendo que sea negativo ganar dinero creando contenido. Muchos divulgadores hemos tenido la gran suerte de compaginar y fusionar nuestra pasión con nuestro trabajo, yendo ambos de la mano. Pero –casi– siempre intentando mirar por el posible perjuicio que pueda provocar a la gente que va a leer, escuchar o ver el contenido publicado.

El método que resultó conmigo

La creación de infografías revolucionó la actual divulgación nutricional en redes sociales. Hemos sido capaces de intentar sintetizar mucha información en una sola imagen. Aunque seguramente no sean los pioneros reales, las primeras personas que conozco que comenzaron a utilizar este formato fueron los chicos de Sé Movimiento alrededor de 2015-2016, en concreto Kike Castaño y Miguel Ángel Cano.

La revolución infográfica ha destruido al formato artículo. Desgraciadamente, pocas personas leen ya un artículo de blog, incluso tampoco el texto que acompaña a una infografía. Es un hecho que la gente se ha hecho perezosa para aprender...

En mi opinión, mientras a una infografía le acompañe un texto que aclare su contexto, puede ser una herramienta muy buena. Sin embargo, el problema aparece cuando el divulgador olvida los contextos y, en general, sus valores. Es ahí cuando aparecen las cuentas con cientos de infografías repetidas, simplistas y ordinarias. Cuando un divulgador llega a ese punto con el único fin económico y de reconocimiento, es cuando aparecen los problemas y se pierden los verdaderos valores de la divulgación científica.

Otros canales que utilizo

Si tienes necesidad de mostrar al mundo lo que sabes y quieres divulgar la ciencia que has leído previamente, hazlo, pero intenta no perder tu pasión y tus valores. Reflexiona y visualiza el impacto que puede suponer lo que escribes para otras personas.

Aunque el formato de infografía es el que más empleo actualmente para divulgar, soy de los que piensa que nada puede competir con un buen artículo en formato blog o una reflexión extensa. Mi consejo es que te crees un blog y comiences a divulgar a través de él. Aprenderás a escribir mejor y todo quedará bien guardado en los archivos del blog. No busques repercusión a toda costa. Te aseguro que la repercusión llega si tu trabajo es bueno y novedoso.

Actualmente, además de Instagram, la plataforma de LinkedIn cada vez tiene más formato Facebook y se está empezando a utilizar seriamente como medio de divulgación. Puede ser una buena opción una vez sepas lo que quieres transmitir con tus conocimientos.

Prueba los canales y los métodos que he mencionado anteriormente y encuentra el tuyo.

José María Puya Braza


Este artículo fue publicado en colaboración con José María Puya Braza, dietista y creador de Alimentología y Alimentología Cruda, y surge de una iniciativa de Nutrium para fomentar el intercambio de conocimiento entre los profesionales.


En nombre del equipo, agradecemos a José por este artículo.

alt