Estrategias para mantener a tus clientes motivados en 2020

Estamos en febrero, y son muchos los clientes que llegan a su cita sin haber puesto todavía en práctica sus resoluciones de Año Nuevo. Pérdida de peso, ser más sano, beber más agua, hacer más ejercicio físico, bajar el consumo de sal, comer más hortalizas y frutas… las resoluciones son variadas y generalmente ambiciosas, pero ¿cómo podremos ayudar nuestro cliente a cumplirlas?

Aquí dejamos 6 estrategias que debes tener en cuenta en tus citas.


Entender la motivación para el cambio

Evaluar si el cliente está consciente de la necesidad de cambiar, entender su motivación y, según estos factores, intervenir en conformidad. Utiliza escalas numéricas para evaluar la motivación para el proceso. Estipula pequeñas metas para alcanzar el objetivo con tu cliente, especialmente si la motivación no es muy alta.

Esta estrategia ayudará a que el objetivo sea fácilmente alcanzado y permitirá que se recarguen nuevas expectativas de resolución para las metas siguientes. Si el objetivo es muy lejano para alcanzar, el cliente acabará desmotivado y desistirá.

Tener un sitio donde él pueda consultar estos objetivos de forma rápida y comprobar cuales alcanzó, es el primer paso para el éxito. En Nutrium puedes registrar los objetivos a corto plazo y el cliente puede ver de forma regular si los cumplió o no, o podrán verificarlo en la siguiente cita.

Disponible en nutrium.io

Adaptar la intervención nutricional a la rutina del cliente

Son muchas las opciones de estrategias nutricionales a adoptar, sin embargo, sólo tendrán sentido en el caso de que vayan de encuentro a la realidad del cliente. Tener en cuenta el horario laboral, si trabaja por turnos o tiene un horario fijo, si tiene pausas para comer en el horario de trabajo, si donde trabaja tiene donde refrigerar / calentar los alimentos… todo esto afectará el éxito de nuestra intervención.

La pérdida de peso es posible con una vida social activa

Distribuir de forma diferencial las necesidades energéticas a lo largo de la semana, permite cierta libertad para cuadrar una comida familiar o una cena con amigos sin el sentimiento de culpa de que un consumo por encima de lo planeado comprometa los resultados.

Enseñar al cliente que en el proceso de perder peso no tiene que estar cerrado a una dieta restrictiva y desconectado de vida social, sino buscar apoyo de amigos y familiares para el proceso. Esta libertad debe estar reglada para que no sea rutinaria, y el cliente deberá estar siempre consciente que los enfoques presentados se adoptaron para su beneficio.

Siendo cierto que días con distintas exigencias requieren distintas necesidades energéticas, será más fácil para el profesional si este puede hacer rápidamente esta distinción al crear el plan de alimentación, así que en Nutrium es posible hacer una planificación diferencial para los días de la semana, y así crear planes de alimentación adaptados siempre al cliente.

Disponible en nutrium.io

Conocer los gustos de nuestro cliente

La relación que se desarrolla entre un ser humano y la alimentación es innata y personal. Como profesionales de la nutrición, no podremos nunca separar esta relación de nuestra intervención, o sea, debemos ser flexibles y valorar los alimentos predilectos y despreciados del cliente, para que sean incluidos o excluidos del plan de alimentación y así permitir un mayor empeño con el cumplimiento del plan.

Restricción calórica no tiene que significar monotonía

Es cierto que, para perder peso, tiene que existir una restricción calórica, no obstante, poner a disposición opciones alimentares para variar durante la semana, permitirá un mayor empeño con el plan de alimentación y una menor idea de restricción alimentar. Proporcionará también al cliente un margen para decidir de acuerdo con la situación (si está en casa, en el trabajo o en una pastelería con amigos).

Compartir conocimiento alimentar y nutricional

Desmitificar conceptos erróneos, fundamentar nuestras recomendaciones de forma científica y enseñar estrategias para adoptar una alimentación saludable (como la lectura de rótulos, ordenación de la nevera y de la despensa, técnicas y métodos culinarios adecuados…) son herramientas para compartir en cita de forma a proveer el cliente de una capacidad de elección adecuada y consciente.

Además de la posibilidad de crear un plan de alimentación diferencial a cada semana, puedes también enviar todas estas sugerencias para poner en práctica en el cuotidiano a través de la aplicación móvil o en PDF al cliente, de forma rápida y organizada.

Disponible en nutrium.io


Al enfocar tus estrategias a cada cliente, puedes prestarle un servicio más personalizado y hacer con que consiga mejores resultados.

El objetivo es alcanzar un peso saludable integrado en un estilo de vida sano, donde el conocimiento, la libertad y el compartir deberán considerarse para lograr el éxito.
¡Equilibrio es la palabra clave para que este año las resoluciones de Año Nuevo sean un éxito!