Cómo empezar tu propio blog de nutrición

Un blog es una herramienta de trabajo complementaria a las consultas de nutrición que puede aportar un valor añadido a tus pacientes y atraer a nuevos interesados.

¿Y cómo es esto posible? De una forma muy sencilla: incluir un blog en tu propio sitio web, donde escribas sobre nutrición aportando datos científicos y consejos actualizados, hará ver a los visitantes los conocimientos y experiencia que posees.

Pero un blog es mucho más que eso, en especial para Google. Así que, valorando los resultados que puedes obtener creando el tuyo propio, deberías empezar a usar esta herramienta de marketing digital cuanto antes.

Cómo empezar a crear tu blog de nutrición

¿No sabes cómo empezar a crear tu blog de nutrición? Comienza echando un vistazo a nuestro artículo sobre las mejores plataformas para crear tu blog, ya que seguramente te ayudará en esa misión.

Crear tu propio blog de nutrición de forma paralela a tus consultas de nutrición es algo sencillo que puedes hacer tu mismo sin necesidad de contratar a un profesional (a menos que desees una página con un diseño tremendamente bien elaborado).

Hoy en día existen CMSs (Sistemas de Gestión de Contenidos) bastante intuitivos de manejar y mediante los cuales puedes crear blogs básicos de buena calidad. El CMS gratuito más conocido actualmente es WordPress.

Si comienzas de cero con WordPress, tan solo vas a necesitar instalar el software desde tu servidor, seleccionar tu nombre de dominio web (que previamente debes haber seleccionado y comprado), elegir la plantilla de diseño que más te guste y comenzar a publicar tus artículos.

Si ya dispones de un sitio web bajo otra plataforma (como Prestashop o Magento) y sólo deseas incorporar un blog, puedes hacerlo fácilmente instalando el módulo correspondiente.

Qué, cómo y cuándo publicar en tu blog de nutrición

El objetivo principal es ofrecer a tus pacientes actuales y potenciales un blog de nutrición de forma paralela a tus consultas de nutrición.

Para eso, el contenido que publicas debe ser informativo y de calidad, donde puedas mostrar tus conocimientos académicos, aunque adaptando el lenguaje para que sea fácil de comprender por un público no especializado.

Se vuelve recomendable que los temas sean de interés para las personas a las que te dirijas, pudiendo ser estratégico hablar de ciertos temas de la actualidad aportando tu punto de vista como profesional.

No te olvides de finalizar tus artículos con consejos para el lector, porque, al fin y al cabo, quien busca información siempre desea encontrar recomendaciones útiles que pueda poner en práctica.

En cuanto a tu estrategia de marketing en la nutrición, cuida las palabras clave de cada publicación, así como las meta-etiquetas en el título y descripción.

Utiliza títulos llamativos y cortos que tengan relación con el contenido. Puedes usar enlaces internos/externos que redirijan hacia otras páginas de tu sitio web (petición de cita previa, más información, etc.), también llamadas "Call To Action" (CTA) o "llamadas a la acción".

Sabemos que mantener un blog de nutrición cuidado con información de calidad es laborioso y debes dedicarle tu tiempo. Sin embargo, si decides hacerlo, es recomendable que al menos lo actualices dos veces por semana, ya que Google tiene este factor muy en cuenta a la hora de posicionar resultados de búsqueda.

Beneficios de tener un blog de nutrición

Que tus potenciales pacientes puedan encontrarte con mayor facilidad en internet es algo que podría aumentar el número de tus consultas de nutrición.

Un blog de nutrición bien cuidado, con información relevante y de interés, actualizado regularmente y con un tráfico web aceptable, ayudará a escalar puestos en los resultados de búsqueda que lanza Google.

Esto se llama tráfico orgánico y puede derivar en más visitas a tu sitio web aumentando las probabilidades de que se conviertan en consultas de nutrición.

Por eso, no debes perder la oportunidad de pasar por alto esta herramienta y comenzar a publicar contenido de calidad por medio de tu blog de nutrición. ¡Tus pacientes actuales y potenciales lo agradecerán!


¿Y tú? ¿Ya tienes un blog o estás pensando en crear uno?

alt