6 consejos para mejorar la relación con tus pacientes

Mantener una buena relación con tus pacientes es importante, no sólo para garantizar un servicio que supera todas las expectativas, sino para garantizar el éxito y la continuidad del asesoramiento nutricional.

Por eso, tenemos algunos consejos para hacer que tus pacientes tengan una experiencia increíble en tu consulta de nutrición.

Escucha con atención

Se vuelve esencial escuchar las insatisfacciones del paciente: la razón de haber buscado un dietista, sus hábitos alimentarios, cuáles son sus expectativas...

Es importante aprovechar ese tiempo de comunicación con el paciente, especialmente en la primera consulta, para conocerlo mejor y fortalecer la confianza y la relación dietista-paciente.

Conviene recordar: al entrar en la consulta, cada paciente tiene una historia de éxitos y fracasos, y seguramente desea compartir esas experiencias contigo.

Se humano y empático

La palabra humanización es cada vez más utilizada en el área de la salud. Así que debes ponerte en el lugar de tu paciente para crear un espacio de confianza que mejorará la relación entre el profesional y el paciente.

Se empático y ponte en el lugar del otro. Es decir, escucha tu paciente en el momento de la consulta. Intenta, junto con el paciente, realizar los cambios necesarios en su comportamiento y hábitos alimentarios.

Organiza la programación de consultas

La programación de la consulta es el primer contacto que tu cliente tiene contigo. Y como la primera impresión es la que cuenta, prepara tu equipo para ser siempre objetivo y eficiente. Escuchar el paciente con atención y contestar a sus dudas es fundamental.

Se claro en tus recomendaciones

Se lo más claro posible durante toda la consulta, sobre todo en el momento de explicar el plan de alimentación. Mantente atento y evita términos específicos de tu área, pues a pesar de que algunos pacientes están acostumbrados, para otros puede ser la primera vez en una clínica de nutrición.

No dejes que tus pacientes terminen la consulta con dudas, al final no quieres que una falla en la comunicación interfiera en los resultados de tus pacientes, ¿verdad?

Lo ideal sería entregar o enviar al paciente todas las recomendaciones de la consulta para que tenga acceso siempre que desee. También sería interesante tener una forma de ponerse en contacto directamente contigo (a través de un canal profesional, claro) para aclarar dudas.

Mantiene una buena relación

Es muy importante estar disponible para tus pacientes y mostrar que pueden contar contigo. Muestra a tus pacientes que te importas con ellos.

Pequeños gestos como mandar un mensaje de cumpleaños, enviar recetas nuevas o preguntar cómo está siendo la adaptación a la dieta, son algunas formas de mantener a tu paciente motivado y con confianza para hablar contigo sobre cualquier duda o dificultad.

Utiliza la tecnología a tu favor

La tecnología puede ayudar a fortalecer tu relación con los pacientes. Un software de nutrición puede ayudarte con la gestión de tu agenda, hacer tus consultas más eficientes, mantener un contacto directo y acompañar en tiempo real la evolución de tus pacientes.

Es una inversión que será un gran diferencial para tus consultas y que, seguramente, fidelizará a tus pacientes.


¿Ya has aplicado estos consejos en tus consultas? ¿Tienes más alguna sugerencia para mejorar la relación dietista-paciente?

alt