4 errores que podrías estar cometiendo en tu negocio de nutrición online

Este artículo ha sido publicado en colaboración con José María Puya Braza, Tecnólogo de Alimentos, Dietista, Máster Oficial en Nutrición Deportiva y CEO de Alimentología.

Sabemos que la consulta a distancia u online es una forma de trabajo empleada cada vez más por dietistas y dietistas-nutricionistas. Aunque exista un porcentaje alto de profesionales que prefieran la consulta presencial debido a su mayor cercanía y probable mejor seguimiento, lo cierto es que cada vez se estila más el formato online. Las ventajas pueden ser obvias:

  • Si un cliente quiere trabajar con determinado profesional por algún motivo concreto y ambos viven en ciudades diferentes, se hace complejo y a veces imposible trabajar de forma presencial. Sin embargo, el trabajo podría hacerse efectivo de forma online.
  • Si el profesional es tímido y prefiere no trabajar cara a cara.
  • Posibilidad de trabajar en cualquier sitio, solo necesitando un ordenador.

A pesar de ello, todavía algunos profesionales preferimos la forma presencial, a pesar de que también trabajemos con el servicio online.


Demos por hecho que eres profesional de la nutrición y dietética y que trabajas de forma online. ¿Qué errores puedes estar cometiendo?:

Error 1: ¿Haces las consultas por cuestionarios o por videoconferencias?

Es un hecho: muchas de las asesorías dietéticas online se hacen solo a través de correo electrónico y la entrevista dietética por un cuestionario autoinformado.

Aunque opino que si todo esto está muy bien controlado y estructurado, el trabajo puede salir bien, considero que es importante que las consultas se hagan por videoconferencias (por ejemplo, a través de Skype) para intentar conseguir la máxima cercanía con el cliente. Demasiadas dificultades podrían crearse trabajando a distancia, como para no ver en el momento a tu cliente.

Si has probado a hacer una entrevista dietética a través de cuestionarios autoinformados Vs. sesión de Skype, te habrás dado cuenta que en una sesión de videoconferencia puedes captar muchísima más información ramificada de las preguntas principales.

Error 2: ¿Proporcionas tu número de teléfono al cliente?

A veces es el mismo cliente el que no da importancia a tu trabajo. Aunque quieras verlo neutral, no es normal que un cliente te escriba un sábado por la tarde o un domingo para preguntar dudas y cuestiones no trascendentales. Otra cuestión sería si es un cliente que tiene una competición el fin de semana y habéis acordado previamente poder conversar.

Sin embargo, muchos profesionales que trabajan online proporcionan su número de móvil personal a sus clientes, y esto conlleva, obviamente, unos límites de confianza que no se deberían producir.

Por tanto, no des tu número de móvil personal al cliente. O si das alguno, que sea el de trabajo. Aún así, marca horarios como cualquier trabajador.

Como alternativa, tienes ahora acceso a aplicaciones que permiten una conexión directa con tus clientes, y seguir asegurando la relación entre profesional y cliente, como la aplicación móvil de Nutrium.

Error 3: ¿Le das verdadera importancia a la consulta?

A veces no es solo el cliente el que piensa que lo que haces "no es un trabajo porque lo haces desde casa". A veces el que no da importancia a tu trabajo eres tú mismo, profesional.

Si marcas una fecha y un horario con tu cliente para una consulta, recuerda que es un cliente oficial y tienes que marcar profesionalidad. No puedes estar cambiando días y horas cuando te dé la gana.

Debes ser responsable y ser consciente de que no estás hablando con amigos, sino con clientes que han depositado su confianza en ti.

Error 4: ¿Le sigues exigiendo trabajo al cliente a lo largo de los meses?

Al comienzo de un asesoramiento dietético online es frecuente comentar al cliente en qué se basa tu método de trabajo, qué ofreces exactamente o cuáles son los deberes o las pautas que deben marcarse para que el trabajo pueda realizarse lo mejor posible.

Por ejemplo, pedir medidas antropométricas, peso o fotos de forma periódica para poder comprobar si existen mejoras en el tiempo. En ocasiones, por desgana del cliente y/o profesional, estos deberes se van olvidando y no se van produciendo. Te aconsejo que los marques y los exijas.

Si, en algunos casos, tú o el cliente empiezan a olvidarse del acompañamiento, asegúrate que tienes las herramientas adecuadas para que ambos sigan el plan. Enviando recordatorios frecuentes al cliente a través de una aplicación y programando metas con fechas específicas para que ellos puedan tenerlo siempre en la memoria.


Si estás pensando pasarte al mundo online y empezar prestando un servicio de citas de nutrición online, deberías saber que hay muchas ventajas, y que estarás ahorrando mucho tiempo y dinero al mismo tiempo. También es importante saber como garantizar el mejor servicio posible.

Esperamos que estas recomendaciones hayan sido útiles para que puedas mejorar y demostrar a los clientes que la nueva era tecnológica puede ser una increíble herramienta para que ellos logren sus metas.